LA MAYORÍA DE LOS GUIONISTAS Y DIRECTORES NO RECIBE NADA POR LA REUTILIZACIÓN Y RETRANSMISIÓN DE SUS OBRAS.

en    pt-br  es

La debida remuneración económica a sus autores favorece un cine de calidad

En la mayoría de países, los guionistas y directores del sector audiovisual no tiene derecho a recibir un pago por la reutilización o la redifusión de sus obras.

Mientras que los distintos operadores, inversores y distribuidores obtienen permanentes ganancias, el creador cuya obra fue la esencia misma del proyecto rara vez recibe el mismo trato al no ser retribuido con una correcta remuneración económica por el reiterado uso de sus obras.

Es necesario corregir esta desigualdad.

La gran mayoría de guionistas y directores de cine son trabajadores autónomos, lo que en la mayoría de países significa que no reciben una indemnización por enfermedad, una pensión o un sueldo fijo. Sin embargo, el proceso de llevar una nueva obra a la pantalla es largo e incierto. Sin la posibilidad de ganarse la vida razonablemente con sus obras, muchos se ven obligados a abandonar el sector.

Esto tiene importancia porque, cada año, los guionistas y directores crean obras que generan empleo y valor para sus economías nacionales, a la vez que mejoran la vitalidad de la cultura mundial.

La escala del problema

  • The Audiovisual Campaign shows how only 17.5% UK writers are able to make a living from writing alone
    Menos de una quinta parte de los escritores del Reino Unido son capaces de vivir de la escritura solamente

    (Fuente: ALCS)

  • The Audiovisual Campaign shows how the number of Spanish writers able to make a living by one third
    Menos de un tercio de los escritores Españoles son capaces de vivir de su obra solamente a partir de 2004 al 2014

    (Fuente: DAMA)

  • The Audiovisual Campaign shows how 50% of Australian Directors Guild members earn less than the average wage
    50% de los miembros del Gremio de Directores Australianos ganan menos de la mitad del salario medio nacional

    (Fuente: ADG)

¿Qué importancia tiene la campaña audiovisual?

Esta disminución en los medios de vida es importante porque cada año, guionistas y directores crean obras que generan empleo y valor para sus economías nacionales al tiempo que mejora la vitalidad de la cultura del mundo. Hoy día, la gran contribución del sector audiovisual y de la industria cinematográfica europea está en peligro debido a la falta de una debida remuneración para los autores.

0% GDP
La contribución a la economía de la UE por el sector Audiovisual Europeo y del Sector de Cine
0 Millones
El número de empleos generados por el sector audiovisual europeo y el sector del cine

Fuente: “Remuneración de los autores y artistas para la utilización de sus obras y las fijaciones de sus actuaciones” Estudio elaborado por Europe Economics-IVIR para la Comisión Europea.

Para impulsar el crecimiento de esta contribución protegiendo al mismo tiempo su calidad y diversidad, guionistas y directores deben recibir protección y tratamiento adecuado.

Imaginen lo cuantiosa que sería esta contribución si la ley exigiese que los creadores audiovisuales fuesen tratados con igualdad.

¿Cómo llegamos aquí?

Antes incluso de que exista la obra – en muchos países – el autor ya ha cedido todo

Cuando los legisladores establecieron un derecho específico para los autores hace doscientos años, su objetivo era crear un marco legal que fomentara el desarrollo y la diversidad de la creación. Éste permitió a los autores ganarse la vida con sus creaciones y participar del éxito de su obra. Sin embargo, a lo largo de los años, los guionistas y directores han visto cómo se iba deteriorando progresivamente este vínculo esencial entre el uso (o explotación) de la obra y la remuneración del autor.

Hoy día, en muchos países, un mero pago de una suma fija ha sustituido al derecho legítimo a recibir un pago proporcional por cada utilización. Los autores de todas las regiones se han visto afectados por el mercado mundial para las obras audiovisuales. Y éste no es el único problema de este proceso.

La negociación de esta suma se realiza antes de comenzar la producción de la obra y por ello, mucho antes de que pueda estimarse de forma precisa el valor de cualquier éxito futuro. Por lo tanto, no es posible que este pago pueda considerarse equitativo para ninguna de las partes. Además, como la mayoría de los autores son autónomos, a menudo terminan negociando sus contratos con grandes organizaciones en tal posición de desventaja que el hecho de exigir un acuerdo más equitativo no es una opción viable para ellos. Sólo si logramos que se contemple en la ley este derecho vital a una remuneración, podemos asegurarnos de que éste no será subestimado, ignorado o transgredido.

Es importante entender cómo a los escritores y directores se les paga, para entender por qué este problema les afecta tan severamente.